Resección de Tumores Vesicales

¿Qué es la Resección Transuretral de Tumores Vesicales o RTU-Vejiga?

Es la primera maniobra que realizamos en el diagnóstico y tratamiento de lesiones vesicales. Dichas lesiones se visualizan gracias a los hallazgos de una prueba de imagen como una ecografía o un TAC, o a través del diagnóstico de la visión directa mediante una Cistoscopia.

Con el diagnóstico de una lesión vesical necesitamos tomar una muestra para valorar si es una lesión benigna o maligna y en caso de ser maligna que tipo de lesión es y la profundidad de la misma.

Decimos que es una maniobra diagnóstica y terapéutica porque es capaz de obtener una muestra que nos permite el diagnóstico y porque elimina la lesión.

¿Qué recomendaciones debo seguir antes de realizarme una Resección Transuretral de Tumores Vesicales o RTU-Vejiga?

Antes de cualquier cirugía debe llevarse a cabo una valoración por parte de anestesia donde le aconsejarán que medicación debe dejar de tomar y cual debe seguir tomando.

Estas cirugías se llevan a cabo con anestesia general por lo que necesitamos al menos 6 h de ayuno.

En el caso de tratamiento anticoagulante o que diluyan la sangre, el anestesista, hematólogo, cardiólogo y médico de cabecera; deben informar la actitud a seguir.

En el caso de fumar, debe cesar el hábito porque facilita el manejo anestésico, los pacientes fumadores tienen más complicaciones respecto a los fumadores en los procedimientos anestésicos.

¿En qué consiste Resección Transuretral de Tumores Vesicales o RTU-Vejiga?

Consiste en la introducción de un instrumento quirúrgico que nosotros llamamos resector. Este instrumento tiene varias peculiaridades:

  • Visión: dispone de una cámara que nos permite tener una visión de la superficie de la vejiga, normalmente durante la cirugía no sólo se realiza la visión de la lesión y su tratamiento si no que aprovechamos para realizar una inspección completa de la vejiga para evitar que se pasen desapercibidas lesiones que no han sido visualizadas en las pruebas anteriores.
  • Sistema de Introducción de Suero/Aspiración de suero: dispone de un sistema que nos permite mantener una entrada de suero y una salida continua de tal forma que es capaz de llenar la vejiga para poder tener una visión de toda la superficie, así como poder lavar en caso de producirse un sangrado durante la cirugía.
  • Asa de Corte Eléctrica: en su extremo distal (el que entra en la vejiga) tiene una sistema que es una asa de corte mediante la cual es capaz de cortar la superficie del tumor mediante energía eléctrica así como de coagular la superficie en caso de sangrado.
  • Extracción de fragmentos: una vez hemos realizado el corte de los elementos tumorales, dicho aparato nos permite mediante un sistema de aspiración extraer los fragmentos que quedan flotando en la vejiga para su posterior análisis.

¿Qué tipo de Anestesia necesito para realizar una Resección Transuretral de Tumores Vesicales o RTU-Vejiga?

En la mayoría de los casos se realiza una anestesia raquídea mediante la inyección de anestésico a través de la espalda perdiendo la sensibilidad desde el ombligo hacia abajo. Además de esta inyección normalmente se administra una pequeña dosis de un sedante que hace que el paciente está muy relajado incluso llegando a dormirse durante el procedimiento de tal forma que se convierta en un procedimiento tolerable prácticamente por todos los pacientes. En algunos casos debemos recurrir a anestesia general con la necesidad de una sedación completa pero no es lo habitual.

¿Qué recomendaciones debo seguir antes de realizarme una Resección Transuretral de Tumores Vesicales o RTU-Vejiga?

Antes de cualquier cirugía debe llevarse a cabo una valoración por parte de anestesia donde le aconsejarán que medicación debe dejar de tomar y cual debe seguir tomando.

Estas cirugías se llevan a cabo con anestesia por lo que necesitamos al menos 6 h de ayuno.

En el caso de tratamiento anticoagulante o que diluyan la sangre, el anestesista, hematólogo, cardiólogo y médico de cabecera; deben informar la actitud a seguir.

En el caso de fumar, debe cesar el hábito porque facilita el manejo anestésico, los pacientes fumadores tienen más complicaciones respecto a los fumadores en los procedimientos anestésicos.

Es necesario disponer en sangre en previsión por si se produjese un sangrado durante la cirugía o incluso en el postoperatorio inmediato aunque esto no es frecuente.

¿Qué es lo normal tras la cirugía de una Resección Transuretral de Tumores Vesicales o RTU-Vejiga?

Lo normal tras operarse de una Resección de Tumores Vesicales es que el paciente se despierte en la recuperación de quirófano con una sonda colocada y con un sistema de lavados que lo que hace es si exisitiése el mínimo sangrado poder lavar la vejiga para favorecer que no se acumule y permitir la correcta cicatrización de la herida. No deber preocuparte si la orina sala algo roja justo tras la cirugía, siempre le decimos los mismo a los pacientes: “basta un par de gotas de sangre en una garrafa de 5 litros para ponerla roja entera”.

En los días siguientes el urólogo valora que ese sangrado sea mínimo o inexistente para poder ser dado de alta con las mayores condiciones de seguridad posible. Ese período suele ser de 48 horas aunque a veces cuando son resecciones de mayor tamaño pueden requerir más días de ingreso.

Normalmente el paciente es dado de alta sin sonda vesical, pero a veces, en pacientes con lesiones de tamaño mayor o con vejigas operadas varias veces pueden ser dados de alta con sonda y retirada en una semana aproximadamente.

¿Cuáles son las complicaciones de la Resección Transuretral de Tumores Vesicales o RTU-Vejiga?

Los efectos secundarios son leves y normalmente no suelen durar mucho. Es normal que tras la cirugía el paciente puede presentar dolor al orinar y sangrado que normalmente cede con la hidratación abundante. Lo lógico es poder regresar a sus actividades habituales en 1 o 2 semanas.

En el caso de fiebre, dolor muy intenso que es resistente a la toma de analgésicos, imposibilidad de micción, sangrado muy importante (incluso la aparición de coágulos) que no cede con la hidratación deberá acudir a URGENCIAS.

Es normal que entre los 10-21 días tras la cirugía se produzca un sangrado con la emisión incluso de algún coágulo. Suele deberse al desprendimiento del “tapón de cicatrización” que hay sobre la lesión que hemos tratado. No deber preocuparse, solo debe beber agua hasta que se aclare la orina y si no fuera así, debería acudir a urgencias.

¿Cuáles son las recomendaciones al ser dado de alta tras la Resección Transuretral de Tumores Vesicales o RTU-Vejiga?

Siempre aconsejamos a los pacientes:

  • En el caso de fumar, debe cesar el hábito tabáquico ya que tumor vesical y tabaco están directamente relacionados.
  • Ingesta abundante de agua, entre 2-3 litros, salvo presentar alteraciones renales.
  • Volver a su medicación habitual.
  • Volver a sus actividades de la vida diaria en 2-4 semanas aproximadamente.
  • Controle sus constantes como fiebre.
  • En el caso de toma de tratamientos para la sangre o para la coagulación debe consultarnos cuál es la actitud a seguir.

Me han operado reciente mente de una Resección Transuretral de Tumores Vesicales o RTU-Vejiga y me han dicho que me tienen que volver a operar… ¿Es normal?

Es una actitud normal y aconsejada por la evidencia científica de la que disponemos. En ciertos tipos de tumores vesicales que son más profundos, más agresivos o aquellos que son de mayor tamaño; es necesario una segunda resección. Esta segunda cirugía suele ser de menor entidad que la primera y consiste en resecar la cicatriz que fue operada la primera vez para confirmar que la cirugía que hemos hecho en primera instancia es eficaz y no quedan células que hayan podido pasar desapercibidas.

Ir arriba
ICU-Málaga.com utiliza cookies propias para obtener información estadística. Al clicar en «Acepto» aceptas su uso.    Más información
Privacidad