Prostatectomía Radical Robótica o Sistema Da Vinci

¿Qué es la Prostatectomía Radical Robótica o Sistema Da Vinci?

Consiste en la eliminación de la próstata y vesículas seminales mediante un sistema denominado Da Vinci  que nos permite obtener mayor precisión. Gracias a esa precisión disminuimos los efectos adversos al poder conservar los nervios y estructuras anatómicas, consiguiendo mejores tasas de erección y continencia.

¿Qué recomendaciones debo seguir antes de realizarme una Prostatectomía Radical Robótica o Sistema Da Vinci?

Antes de cualquier cirugía debe llevarse a cabo una valoración por parte de anestesia donde le aconsejarán que medicación debe dejar de tomar y cual debe seguir tomando.

Estas cirugías se llevan a cabo con anestesia general por lo que necesitamos al menos 6 horas de ayuno.

En el caso de tratamiento anticoagulante o que diluyan la sangre, el anestesista, hematólogo, cardiólogo y médico de cabecera; deben informar la actitud a seguir.

En el caso de fumar, debe cesar el hábito porque facilita el manejo anestésico, los pacientes fumadores tienen más complicaciones respecto a los fumadores en los procedimientos anestésicos.

Es necesario disponer en sangre en previsión por si se produjese un sangrado durante la cirugía o incluso en el postoperatorio inmediato aunque esto no es frecuente.

Es necesario rasurarse la cavidad abdominal así como los testículos 2 días antes de la cirugía.

¿En qué consiste la cirugía robótica?

Es un procedimiento mínimamente invasivo en el que se utiliza un sistema robótico controlado por el cirujano. Este sistema consiste en una consola situada a escasos metros del paciente con unos mandos que reproducen los movimientos del cirujano con mayor precisión y menor temblor superando incluso la movilidad de la manoEstos movimientos son de máxima delicadeza y permiten tratar con muchísimo cuidado estructuras que de otra forma se dañarían.  

La cirugía robótica presenta una óptica que permite un sistema de visión en 3D lo que le da visión en profundidad y una imagen ampliada de los órganos que suelen ser de pequeño tamaño, como son los vasos sanguíneos o los nervios. Esto le otorga al cirujano una capacidad de visión fuera de lo común.  

¿Cuáles son las Ventajas de la cirugía robótica?

  • Precisión Quirúrgica: el sistema robótico reproduce las órdenes del cirujano , sus movimientos y permite una manipulación más precisa y exacta.  
  • Visión 3D: gracias al sistema de visión en alta definición en 3D el cirujano amplia su campo de visión y consigue tener visibilidad en zonas de difícil acceso mediante cirugía abierta o laparoscópica.  
  • 10 aumentos: permite identificar estructuras de muy pequeño tamaño como son los vasos y nervios lo que nos permite menos sangrado y conservar estructuras nerviosas que nos dan mejores resultados.  
  • Comodidad: el cirujano opera en una consola cómodamente sentado sin experimentar fatiga o esfuerzo, por lo que ese cansancio no se traduce en peores resultados y falta de concentración.  
  • Movilidad de los brazos: la gran maniobrabilidad de los brazos robot, permite al cirujano describir multitud de movimientos. La disección de tejidos así como la sutura se realizan de una forma mucho más fácil y más rápida.  
  • Mayor autonomía del cirujano: los distintos brazos de los que dispone el sistema da vinci nos permite realizar la intervención sin necesidad de un asistente en quirófano que preste apoyo con el instrumental quirúrgico.  
  • Inyección de contraste: el sistema da vinci permite introducir contraste por los vasos para que se dibujen dentro del campo quirúrgico y así poder diferenciar los vasos sanguíneos durante la cirugía.  
  • Menor tiempo de intervención: la mayor comodidad, mejor visualización y mejores movimientos, reducen drásticamente el tiempo de intervención. 

¿Qué diferencias existen entre la cirugía robótica y la tradicional?

Robótica Tradicional
Precisión Mejor campo de visualización permitiendo extirpar el tejido tumoral y respetando al máximo los tejidos sanos. Peor visualización de los detalles de la microanatomía del paciente.
Continencia y Erección La precisión de la cirugía nos permite mantener intactos los nervios del paciente y no dañar los tejidos adyacentes, como el esfínter urinario. El cirujano tan sólo extrae la próstata enferma, con menor riesgo de padecer secuelas. La visión de menor calidad de la cirugía abierta o laparoscópica restan precisión al cirujano a las maniobras de disección dirigidas a preservar los nervios de la erección y la continencia.
Pérdidas Sanguíneas El abordaje quirúrgico a través de pequeñas incisiones con la visibilidad mejorada y los instrumentos precisos disminuyen el riesgo de pérdidas de sangre abundantes, por lo que se reduce la necesidad de transfusiones. La cirugía abierta se realiza mediante una incisión de unos 15 cm en el abdomen. La disección menos precisa aumenta el riesgo de sangrado del paciente y la necesidad de requerir transfusiones de sangre.
Estancia  Es más breve y el paciente se incorpora a su vida cotidiana más rápido. El dolor es menor ya que las incisiones son muy pequeñas. Es más larga y más molesta para el paciente, retrasándose la vuelta a la vida normal del paciente. Las grandes incisiones aumentan el riesgo de infección, molestias relacionadas con la heridas o hernias.
Sonda Vesical Se mantiene durante 5-9 días. Tras cirugía abierta o laparoscópica se recomienda entre 10-21 días.
Efectos Adversos Tras la intervención con cirugía robótica el paciente tiene mayor probabilidad de recuperar completamente su función miccional y sexual al ser un procedimiento mínimamente invasivo. La cirugía abierta es mucho más agresiva y puede menoscabar la función sexual y urinaria del paciente.

¿Qué tipo de Anestesia se necesita para la Cirugía Robótica?

  • Para realizar la técnica necesitamos una anestesia general ya que es un procedimiento de una duración aproximada entre 2-3h y que necesita un estado de relajación muscular que sólo conseguimos de esta forma.

¿Qué es lo normal que suceda tras una Cirugía Robótica?

Tras la cirugía el paciente suele despertar en la UVI ya que el paciente durante la cirugía se encuentra en una posición en la que la cabeza queda muy por debajo de los pies denominada “Trendelemburg” para poder desplazar todos los intestinos hacia abajo y darnos el espacio suficiente para operar.

Tras la cirugía el paciente se le ha colocado una sonda vesical de VITAL IMPORTANCIA ya que es la que se utiliza de tutor para que los puntos que se unen la uretra con la vejiga cicatricen de forma correcta. Esa sonda normalmente se lleva al alta y es necesaria al menos durante 10 días.

Durante la cirugía se desplazan los intestinos para poder acceder a la cavidad renal y se introduce aire para poder aumentar el espacio y trabajar con comodidad por lo que es normal que se tarde en poder comer y beber de forma habitual. Es habitual que puedan producirse incluso vómitos pero suelen ceder con medicación y es un efecto transitorio. Por todo ello normalmente realizamos una tolerancia progresiva comenzando por líquidos hasta conseguir una tolerancia normal que suele ser en 48h.

Es normal la aparición de dolor y de hinchazón abdominal ya que aunque vaciamos el aire , puede quedar algún resto lo que hace que se distiendan las tripas y cause dolor, pero este dolor es fácilmente controlable con analgesia. Además hay que tener en cuenta que durante la cirugía hemos cortado y coagulado tejidos lo que añaden más dolor. Para ello utilizamos analgésicos según recomendaciones establecidas por la sociedades internacionales de anestesia.

¿Cuáles son las complicaciones de la Cirugía Robótica?

Podemos dividirlas en dos grupos:

  • Inmediatas: son las que acontecen tras la cirugía durante prácticamente las primera semanas, siendo las más frecuentes:
      • Sangrado: la próstata es un órgano con muchos vasos por lo que es frecuente que pueda producirse un sangrado. En la mayoría de los casos el sangrado se controla durante la cirugía y no hay que hacer otras medidas para controlarlo. A veces aunque es menos frecuentes requiere de algún tipo de trasfunsión y en algunos casos más raros de una revisión quirúrgica.
      • Infección de la Herida: a pesar de que la cirugía se utiliza pequeños orificios para introducir los instrumentos en el abdomen para realizar la cirugía y extraer la pieza, estas heridas pueden llegar a infectarse. Esto es más frecuente en paciente diabéticos u obesos.
      • Vómitos: se deben al introducir aire en la cavidad abdominal que moviliza los intestinos. Algunas veces se requiere de separar algunas asas de intestino que pueden quedar adheridas a la zona de la cirugía lo que favorece aún más los vómitos. Suelen ser complicaciones pasajeras que sólo requieren de medicación oral y ayuno.
  • Tardías: ocurren durante el primer año siendo las más importantes:
      • Incontinencia Urinaria: es la pérdida incontrolada de orina. La próstata se encuentra ubicada justo a la salida de la vejiga en relación con los esfínteres urinarios por lo que la cirugía de una u otra forma afecta a la continencia. La cirugía robótica gracias a sus adelantos tecnológicos ha conseguido que los pacientes que no pierden orina estén por encima del 80-85% según las series. Esta continencia puede llegar a tardar en adquirirse incluso un año por eso es importante tener paciencia y realizar los ejercicios de suelo pélvico correctamente.
      • Disfunción Eréctil: es la incapacidad de mantener la erección durante las relaciones sexuales. Esta complicación es más frecuente que la anterior y puede estar presenta en un 40-50% de los pacientes. Los nervios que posibilitan la erección en el pene pasa muy cercano a la próstata. En los casos en los que los tumores son poco agresivos podemos optar por conservarlos pero por el contrario en aquellos tumores que son más agresivos tenemos que ser más agresivos con la cirugía y podemos no poder respetarlos. Para la recuperación de la disfunción eréctil existen varios mecanismos como son la medicación oral, cremas o inyecciones y en última instancia cirugías reconstructivas como la prótesis de pene.

¿Cuáles son las recomendaciones al ser dado de alta tras Cirugía Robótica?

Siempre aconsejamos a los pacientes:

    • En el caso de fumar, debe cesar el hábito tabáquico ya que tumor vesical y tabaco están directamente relacionados.
    • Ingesta abundante de agua, entre 2-3 litros, salvo presentar alteraciones renales.
    • Volver a su medicación habitual.
    • Controle sus constantes como fiebre.
    • En el caso de toma de tratamientos para la sangre o para la coagulación debe consultarnos cuál es la actitud a seguir.
    • Durante el periodo en que el paciente lleva la sonda desaconsejamos la realización de ejercicio y nuestro consejo es reposo relativo. Tras la retirada de la sonda vesical es normal que se produzcan escapes, los resultados definitivos a veces pueden tardar incluso 12 meses en llegar por lo que hay que tener paciencia. Como normalmente realizamos la retirada de la sonda en consulta, aconsejamos al paciente que acude con algún tipo de absorbente para evitar mancharse la ropa. La gran mayoría de los pacientes que se someten a la prostatectomía radical con da vincirecuperan la continencia urinaria y la función sexual después del período de recuperación posquirúrgico, aunque cada caso tiene características como la edad, el tipo de tumor, función sexual previa, que pueden influir en los resultados.
    • Después de un tratamiento para el cáncer de próstata, el médico establecerá un plan de seguimiento. Este suele incluir visitas regulares al médico, análisis de sangre para determinar el nivel de antígeno prostático específico (PSA) que comenzará a realizarse un par de meses después de la intervención

¿Qué tipo de cirugías se pueden llevar a cabo?

  • Prostatectomia: mediante esta cirugía llevamos a cabo la eliminación de la próstata y las vesículas seminales en los pacientes que presentan cáncer de próstata.  
  • Nefrectomía: es la cirugía mediante la cual extirpamos el riñón de forma total (nefrectomía radical) o sólo de la parte tumoral (nefrectomía parcial).  
  • Pieloplastia: es la cirugía mediante la cual corregimos las estrecheces en el uréter que dificultan la salida de la orina del riñón hacia la vejiga.
Ir arriba
ICU-Málaga.com utiliza cookies propias para obtener información estadística. Al clicar en «Acepto» aceptas su uso.    Más información
Privacidad