Cistectomía

¿Qué es la Cistectomia?

Es una cirugía que se realiza en la mayoría de los casos para tratar el Cáncer de Vejiga. Es un procedimiento mediante el cual se realiza la eliminación total de la vejiga así como de la próstata, las vesículas seminales y los ganglios que están cercanos a la vejiga que se encuentran en los vasos iliacos. Una vez eliminada la vejiga los uréteres se conectan con el intestino y se realiza una nueva vejiga que puede ser colocada en el abdomen abocada a una bolsa abdominal lo que denominamos comúmente Bricker o por el contrario donde estaba anteriormente la vejiga para que se orina a través de la uretra lo que denominamos comúnmente neo-vejiga.

¿Cómo se realiza la Cistectomia?

Se realiza una incisión en la parte inferior del abdomen mediante la cual extraeremos la vejiga y los órganos que están cercanos como son la próstata intentando no tocar los nervios que pueden afectar a su función sexual. Extraemos los ganglios linfáticos que están cerca de la vejiga para valorar si existen células cancerosas y valorar si el cáncer se ha diseminado o no.

Una vez finalizada la fase de eliminación del cáncer pasaremos a una fase reconstructiva mediante la cual utilizaremos una parte de su intestino delgado para realizar un conducto mediante el cual la orina salga de los uréteres hacia el exterior del cuerpo conectado a los uréteres en su extremo interno. El extremo externo puede ir tanto a su uretra nativa o a al abdomen en función del estudio previo y las características del paciente.

Al terminar la cirugía se cierran las incisiones con puntos o grapas y dejamos normalmente un drenaje y 2 tubos denominados “unijotas” que van colocados en los uréteres y drenan a la orina permitiendo también la correcta cicatrización de los uréteres.

¿Qué tipo de Anestesia se necesita para una Cistectomia?

Para realizar la técnica necesitamos una anestesia general ya que es un procedimiento de una duración aproximada entre 4-5h y que necesita un estado de relajación muscular que sólo conseguimos de esta forma.

¿Qué recomendaciones debo seguir antes de realizarme una Cistectomia?

Antes de cualquier cirugía debe llevarse a cabo una valoración por parte de anestesia donde le aconsejarán que medicación debe dejar de tomar y cual debe seguir tomando.

Estas cirugías se llevan a cabo con anestesia general por lo que necesitamos al menos 6 h de ayuno.

Este tipo de cirugías en las que se utilizan intestino para la cirugía necesitamos una preparación intestinal 1 y 2 días antes de la cirugía con una dieta pobre en residuos para favorecer que los intestinos estén correctamente preparados para la cirugía.

En el caso de tratamiento anticoagulante o que diluyan la sangre, el anestesista, hematólogo, cardiólogo y médico de cabecera; deben informar la actitud a seguir.

En el caso de fumar, debe cesar el hábito porque facilita el manejo anestésico, los pacientes fumadores tienen más complicaciones respecto a los fumadores en los procedimientos anestésicos.

Es necesario disponer en sangre en previsión por si se produjese un sangrado durante la cirugía o incluso en el postoperatorio inmediato aunque esto no es frecuente.

Es necesario rasurarse la cavidad abdominal 2 días antes de la cirugía.

¿Qué es lo normal que suceda tras una Cistectomia?

Tras la cirugía el paciente suele despertar en la UCI ya que estas cirugías suelen ser largas y complejas por lo que durante las primeras horas de la evolución suelen estar a cargo de esta unidad. Una vez el paciente ha pasado el periodo de vigilancia por intensivo podría pasar a planta.  

En las primeras 24h tras la cirugía comenzará con tolerancia líquida hasta conseguir lentamente recuperar la dieta normal. Es muy frecuente que los pacientes al realizarse cirugía intestinal, presenten vómitos y les cueste volver a la tolerancia habitual e incluso la necesidad de una colocación de una sonda naso gástrica.

Aconsejamos la incorporación progresiva a la movilización durante las primeras 24-48h, la movilización ayuda también a la recuperación intestinal.

Es normal la aparición de dolor y de hinchazón abdominal ya que durante la cirugía movilizamos los intestinos, pero este dolor es fácilmente controlable con analgesia. Además hay que tener en cuenta que durante la cirugía hemos cortado y coagulado tejidos lo que añaden más dolor. Para ello utilizamos analgésicos según recomendaciones establecidas por la sociedades internacionales de anestesia.

Durante los primeros días se retirarán los distintos drenaje colocados.

¿Cuáles son las complicaciones de la Cistectomía?

Podemos dividirlas en dos grupos:

  • Inmediatas: son las que acontecen tras la cirugía durante prácticamente las primera semanas, siendo las más frecuentes:
    • Sangrado: la vejiga tiene muchos vasos sanguíneos que llegan y la nutren de sangre, también los ganglios que están encima de los vasos y que hemos eliminado pueden producir sangrado por lo que esta complicación es frecuente. Normalmente cede con medidas conservadoras pero en otros casos hay que poner sangre e incluso revisar en quriófano.
    • Infección de la Herida: la herida es de un tamaño considerable para poder sacar la pieza y tener acceso al interior por lo que estas heridas pueden llegar a infectarse. Esto es más frecuente en paciente diabéticos u obesos.
    • Vómitos: la reconstrucción intestinal y la movilización de los intestinos hace que tarde más en recuperarse la movilidad del mismo. Es un complicación frecuente que a veces requiere de la colocación de la sonda naso gástrica y de tratamientos suplementarios. En el caso de que no se resuelva mediante medidas conservadoras a veces hay que completar con estudios de imagen para valorar la necesidad o no de medidas menos conservadores como puede ser una cirugía.

 

  • Tardías: ocurren durante el primer año
    • Al abrir la pared muscular se pueden llegar a producir debilidades en dicha pared que pueden predisponer a la aparición de hernias. Normalmente los pacientes que se realizan este tipo de cirugías suelen realizarse en el mismo acto la colocación de una malla para evitarlas.
    • Obstrucción Ureteral: puede ser que con el tiempo en la zona de la unión del inestino con el uréter se produzca una cicatrización anómala y un estrechamiento de su luz que lleve al cierre del uréter de forma total o parcial. Este tipo de complicaciones no son infrecuentes independientemente de que la técnica quirúrgica sea la correcta ya que interfieren más factores. Por ello hay que realizar un seguimiento del paciente para su diagnóstico precoz y su tratamiento ya sea mediante dilatación en radiología o la cirugía abierta y volver a reimplantar.
    • Disfunción Eréctil: los pacientes sometidos a cistectomía suelen presentar disfunción eréctil ya que los nervios que llevan la inervación del pene pasan cercanos a la próstata y como la cirugía es oncológica y agresiva suelen dañarse independientemente de que intentemos la conservación.

¿Cuáles son las recomendaciones al ser dado de alta tras la Cistectomía?

Siempre aconsejamos a los pacientes:

  • En el caso de fumar, debe cesar el hábito tabáquico ya que tumor vesical y tabaco están directamente relacionados.
  • Ingesta abundante de agua, entre 2-3 litros, salvo presentar alteraciones renales.
  • Volver a su medicación habitual.
  • Controle sus constantes como fiebre.
  • En el caso de toma de tratamientos para la sangre o para la coagulación debe consultarnos cuál es la actitud a seguir.
  • Cuide su herida y el estoma tal como le indicaron, es habitual que remitamos a una consulta de Estomas con una enfermera especializada para que lleva a cabo el control del mismo.
  • Aconsejamos el uso de sal con las comidas, una cucharada de bicarbonato con las comidas y el uso de un mucolítico durante los primeros meses tras la cirugía. Esto se debe a la pérdida de sales a través del estoma así como el aumento de acidez y la producción de moco.
Ir arriba
ICU-Málaga.com utiliza cookies propias para obtener información estadística. Al clicar en «Acepto» aceptas su uso.    Más información
Privacidad