Cirugía Láser Litiasis Ureteral

¿Qué es la ureterorrenoscopia?

La ureterorrenoscopia es una técnica en la que a través del caño de la orina introducimos un aparato alargado con un sistema de visión para poder examinar los uréteres y el interior del riñón. Este tipo de dispositivos son de muy pequeño calibre para llegar a zonas de la anatomía más estrechas. Se requiere un buen entrenamiento por parte del urólogo para realizarla con la máxima seguridad. Con ella, podemos diagnosticar litiasis/piedras en los uréteres o en el interior de los riñones, tumores en la vía urinaria superior. 

¿Qué recomendaciones debo seguir antes de realizarme una Uréterorrenoscopia?

Antes de cualquier cirugía debe llevarse a cabo una valoración por parte de anestesia donde le aconsejarán que medicación debe dejar de tomar y cual debe seguir tomando.

Estas cirugías se llevan a cabo con anestesia general por lo que necesitamos al menos 6 h de ayuno.

En el caso de tratamiento anticoagulante o que diluyan la sangre, el anestesista, hematólogo, cardiólogo y médico de cabecera; deben informar la actitud a seguir.

En el caso de fumar, debe cesar el hábito porque facilita el manejo anestésico, los pacientes fumadores tienen más complicaciones respecto a los fumadores en los procedimientos anestésicos.

¿Qué tipo de Anestesia necesito para realizar una Uréterorrenoscopia?

En la mayoría de los casos se realiza una anestesia general mediante una sedación suave aunque también puede realizarse mediante la inyección de anestésico a través de la espalda perdiendo la sensibilidad desde el ombligo hacia abajo; la elección de una u otro método es valorado por parte de Anestesiología.

¿Cuándo tendré que realizarme una ureterorrenoscopia?

Hoy en día, la ureterorrenoscopia es una de las técnicas más usadas por los urólogos, debido a que gracias a ella, no sólo diagnosticamos las litiasis, los tumores de vía urinaria alta o problemas funcionales como posibles estrecheces ureterales; si no que también nos permite el tratamiento y la resolución del problema en muchos casos.

Es muy habitual, confirmar el diagnóstico de una litiasis o piedra ureteral con la ureterorrenoscopia y en ese mismo acto, utilizar el láser de para pulverizar dicha piedra, lo que llamamos litofragmentación endoureteral con láser. En otras ocasiones es posible realizar una vaporización láser de pequeños pólipos ureterales o en el interior del riñón. También es posible usar la ureterorrenoscopia para la colocación de catéteres doble jota (cuando no sea posible realizarlo con la cistoscopia convencional).

¿Cuáles son los casos en los que solemos utilizar la Ureterorrenoscopia para tratar las litiasis?

La ureterorrenoscopia tiene su indicación en cálculos que se encuentran alojados en el uréter, en cualquiera de sus porciones en muchos casos superando a la litotricia por ondas de choque.

¿Qué es un catéter doble jota?

Es un pequeño tubo multiperforado con una pequeña curvatura en ambos extremos, es muy utilizado por los urólogos para asegurar un correcto drenaje del riñón en ciertas circunstancias; por ejemplo, tras la realización de una litofragmentación endoureteral, también para solucionar una pielonefritis obstructiva…

¿Puedo hacer vida normal con un catéter doble jota colocado? ¿Cuánto tiempo tendré que tenerlo puesto?

Salvo las molestias normales que puede ocasionar tener un pequeño catéter alojado en el interior de la vía urinaria, el paciente puede realizar una vida normal teniéndolo puesto, ese catéter es interno, el paciente a simple vista no notará que lo tiene puesto. Los síntomas más frecuentes son:

  • Molestias en la zona del riñón donde está colocado, sobre todo los primeros días y/o molestias en el bajo vientre al terminar de orinar.
  • Urgencia para orinar, ya que el tubo estimula la vejiga y da imperiosas ganas de orinar y hacerlo incluso muchas veces.
  • Dolor brusco con la micción, el tubo al estar colocado y se permeable por dentro puede hacer que con la presión al orinar, dicha orina ascienda y duela al introducirse en el riñón. Por ello siempre aconsejamos a los pacientes que orinen sentados y de forma pasiva.
  • Sangre con la Orina o Hematuria, suele ser leve y con ingesta de agua cede. Debe acudir a urgencias si es abundante o con coágulos.
  • A veces puede aparecer fiebre por lo que en ese caso aconsejamos acudir a urgencias.

¿Cuánto tiempo tendré que tenerlo puesto?

Dependiendo de cada caso, el catéter se retirará en pocas semanas o, si fuese necesario, se mantendrá hasta varios meses. La retirada se realiza en pocos minutos en quirófano, bajo sedación y no necesitará ingreso hospitalario.

¿Qué es lo normal tras la Uréterorrenoscopia?

Lo normal tras operarse de una uréterorrenoscopia es que el paciente se despierte en la recuperación de quirófano con una sonda colocada que favorece la salida de orina así como los posibles restos litiásicos y la “arenilla” que se pueden encontrar flotando en el medio. No deber preocuparte si la orina sala algo roja justo tras la cirugía, siempre le decimos los mismo a los pacientes: “basta un par de gotas de sangre en una garrafa de 5 litros para ponerla roja entera”. Tenga usted en cuenta que para acceder al uréter a veces es necesario utilizar dispositivas que nos permiten dilatar el calibre del miso y esto puede producir sangrado.

En los días siguientes el urólogo valora que no presenta dolor y el catéter doble jota es bien tolerado. Ese período suele ser de 24 horas aunque a veces cuando el dolor no es controlado puede llegar a ser mayor. Los paciente normalmente son dados de alta sin sondaje vesical.

¿Cuáles son las complicaciones de la Uréterorrenoscopia?

Los efectos secundarios son leves y normalmente no suelen durar mucho. Es normal que tras la cirugía el paciente puede presentar dolor al orinar y sangrado que normalmente cede con la hidratación abundante. Lo lógico es poder regresar a sus actividades habituales en 1 o 2 semanas.

En el caso de fiebre, dolor muy intenso que es resistente a la toma de analgésicos, imposibilidad de micción, sangrado muy importante (incluso la aparición de coágulos) que no cede con la hidratación deberá acudir a URGENCIAS.

La obstrucción que producen las litiasis hace que la orina se acumule en el riñón y lo dilate. Este acúmulo de orina es un “caldo de cultivo” para las bacterias que pueden encontrar un medio idóneo para crecer. Por ello en algunas casos puede producirse episodios de fiebre tras las cirugías a pesar de la dosis de antibiótico que damos durante la cirugía.

Llevar el catéter doble jota puede generar una sensación continuas de ganas de orinar por el contacto sobre la superficie de la vejiga. Además es frecuente que cuando orinemos si apretamos pueda subir orina a través del mismo y causar dolor similar al cólico por lo que aconsejamos que orinen sentados y sin apretar.

¿ Cuáles son las recomendaciones al ser dado de alta tras la uréterorrenoscopia?

Siempre aconsejamos a los pacientes:

  • Ingesta abundante de agua, entre 2-3 litros, salvo presentar alteraciones renales.
  • Volver a su medicación habitual.
  • Volver a sus actividades de la vida diaria en 2-4 semanas aproximadamente.
  • Controle sus constantes como fiebre.
  • En el caso de toma de tratamientos para la sangre o para la coagulación debe consultarnos cuál es la actitud a seguir.
Ir arriba
ICU-Málaga.com utiliza cookies propias para obtener información estadística. Al clicar en «Acepto» aceptas su uso.    Más información
Privacidad