Prostatitis

¿Qué es la Prostatitis?

Es un hinchazón o inflamación de la próstata, que es una glándula del tamaño aproximado de una nuez que se encuentra justo debajo de la vejiga de los hombres. Rodea la uretra de los hombres por donde pasa la orina y se encarga de nutrir y transportar a los espermatozoides.

¿Qué síntomas produce la Prostatitis?

Cursa con dolor en la zona de la ingle, la zona pélvica, o genitales y cierta dificultad al orinar que los pacientes refieren como la necesidad de ir muchas veces al baño, sensación de vaciamiento incompleto o escozor durante la micción; llegando incluso en algunas casos a la retención aguda de orina con incapacidad de orinar con la necesidad de la colocación de una sonda vesical. Tan bien tiene sintomatología que afecta a la esfera sexual de los pacientes como son dolor con la eyaculación y molestias tras las relaciones sexuales, sangre en el semen o infertilidad.

El gran problema de las prostatitis es que ninguno de los síntomas es específico de afección prostática excepto en la forma aguda de infección de la próstata en la cual existe: fiebre, mal estado general además de todos los síntomas citados anteriormente.

¿Porqué se produce la Prostatitis?

Existen distintas teorías sobre las causas que la originan:

  • Obstrucción: la próstata rodea a la uretra y su aumento de tamaño puede causar un estrechamiento de la salida de la orina lo que genera dificultad de la salida de la orina.
  • Flujo Intraductal: la alta presión que se puede producir al producirse una estrechez causa que parte de la orina se filtre hacia el interior de la glándula prostática.
  • Mecanismos Autoinmunes: hay estudios que describen reacción del propio sistema inmunitaro a las bacterias que se encuentran en la orina.
  • Teoría Venosa: relacionadas con la alteración del retorno venoso como por ejemplo las hemorroides y los varicoceles.
  • Infección: se debe a la entrada de gérmenes a la próstata a través de la uretra.

¿Sólo hay un tipo de Prostatitis?

Existen distintos tipos de prostatitis:

  • Prostatitis Bacteriana Aguda: es la infección aguda que causa con fiebre y gran afectación del estado general.
  • Prostatitis Bacteriana Crónica: es una infección urinaria recurrentes donde se consigue identificar el germen causante, su sintomatología no es tan incapacitante como la aguda y su duración en el tiempo es mayor siendo como mínimo de 3 meses de duración que puede aparecer tras una infección aguda o por el contrario en ausencia de infección inicial.
  • Síndrome Dolor Pélvico Crónico: es la aparición de dolor genitourinario de al menos 3 meses de duración en ausencia de bacterias patógenas detectables. Esta definición recoge el hecho de que la próstata quizá no sea el único origen de las molestias. Se puede dividir en 2 tipos:
    • Inflamatorio: cuando se encuentran leucocitos o células defensivas en semen u orina.
    • No inflamatorio: cuando no se encuentan dichos leucocitos o células defensivas.
  • Prostatitis Inflamatoria asintomática: se define cuando se evidencia inflamación en biopsia, semen o cultivo en ausencia de síntomas.

¿Con qué edad es típico la Prostatitis?

La época más frecuente es en el varón durante la segunda y cuarta décadas de la vida pero su incidencia es difícil de estimar debido a las limitaciones en los métodos diagnósticos y a su confusión con el resto de patologías prostáticas.

¿Cómo se diagnostica una Prostatitis?

Es fundamental la historia clínica, la exploración física del paciente, así como el cultivo de orina y semen, la ecografía y el marcador de la próstata o PSA. En algunos casos necesitamos hacer una biopsia de próstata pero no es lo habitual.

¿Cuál es el tratamiento de la Prostatitis?

Depende de la fase en la que encontremos la enfermedad. Si es la fase aguda inicial en la que su presentación es más florida (fiebre, mal estado general…) debemos de tratar con tratamiento antibiótico oral aunque en algunas casas necesitamos ingreso porque no conseguimos controlar la infección y debemos pasar a tratamiento intravenoso. En el caso de las prostatitis crónicas se deben seleccionar antibióticos que penetren bien en la próstata y difundan en el líquido prostático como: tobramicina, netilmicina, trimetorpim, doxicilicna, ciprofloxacino o ceftriaxona entre otros durante 6-12 semanas siendo muy importante cumplir estas pautas de tratamiento. Se pueden utilizar otro tipo de tratamientos para disminuir la sintomatología como: fitoterapia (por sus propiedades antinflamatorias prostátitas), alfa bloquenates o inhibidores de la 5-alfa-reductasa (ambos disminuyen la sintomatología miccional) entre otros.

Ir arriba
ICU-Málaga.com utiliza cookies propias para obtener información estadística. Al clicar en «Acepto» aceptas su uso.    Más información
Privacidad