Litiasis / Cálculos

¿Tener cálculos/litiasis es algo frecuente?

La litiasis/cálculo/piedras es una enfermedad muy frecuente con una tasa del 10% de afectados en países industrializados como España. Esta tasa ha aumentado en los últimos 50 años. En España supera los 2.000.000 millones de afectados con un 5-10% de pacientes que presentan síntomas. Por lo que podemos decir que es una enfermedad muy frecuente.

¿Qué es una litiasis renal (cálculos renales)?

Es una formación de material sólido compuesto por sales de fosfato y carbonato cálcio o úricas dentro de la vía urinaria a partir de las sustancias que están en la orina.

¿Cuáles son las causas?

En el riñón existe un equilibro entre factores que favorecen formar cálculos y aquellos que lo impiden. Cuando se rompe este equilibrio es cuando aparecen. Estos factores son:

  • Factores que favorecen la formación: Los pacientes que presentan litiasis renales presentan hasta en un 60-80% de los casos nuevos episodios y aparición de nuevos cálculos/litiasis. Dada la franja de edad de aparición de las litiasis y las repercusiones sobre la vida diaria que conlleva, es fundamental la prevención. Existen múltiples factores dietéticos y metabólicos que afectan a la formación:
  • Extrínsecos: meses cálidos, ambientes calurosos, profesiones que no permiten ir al baño con frecuencia, baja ingesta de agua, dieta pobre en calcio, dieta rica en proteínas, dieta rica en sal, fármacos diuréticos de asa, corticoides, aspirina, vitamina D, indinavir y sulfamidas.
  • Intrínsecos: antecedentes familiares aumentan el riesgo x3, obesidad, diabetes mellitus, HTA, síndrome metabólico, gota aumenta riesgo x2, enfermedades renales o alteraciones anatómicas del riñón, enfermedades genéticas como cistinuria y fibrosis quística, hipercalemia, infecciones del tracto urinario.
  • Factores que inhiben la formación de litiasis: altas concentraciones de citrato inhiben la cristalización o formación de la matriz u origen del cálculo. La ingesta de agua hace que el calcio, ácido úrico u oxalato vayan más diluidos e inhiben que se agreguen y formen cálculos.

¿A qué edad suelen comenzar los cálculos/litiasis?

Los cálculos aparecen comúnmente entre los 20 y 40 años de edad. Si una persona desarrolla un cálculo hay un 50% de probabilidades de que desarrolle otro. Los estudios recientes nos muestran que durante los últimos 25 años las litiasis se presentan de una forma más precoz y en edades más tempranas. Esto se debe a varios factores:

  • Cambios de las costumbres alimentarias.
  • Aumento de la frecuencia de infecciones urinarias sobre todo en la mujer .
  • Abuso de antibióticos que cambian la flora digestiva.

¿Quiénes forman cálculos/litiasis?

Los cálculos ocurren con mayor frecuencia en los hombres, la cantidad de mujeres que los desarrollan ha aumentado en los último 10 años pero siguen siendo más predominante en hombres.

¿Todas los cálculos son iguales?

Pueden estar formados por distintos componentes y esos componentes dependen del origen del cálculo.

¿Cuáles son los síntomas de las cálculos/litiasis?

El síntoma más común por el que vienen los pacientes a la consulta es por presentar lo que denominamos un CÓLICO RENAL. Esto consiste en un dolor de gran intensidad que se presenta de forma repentina de lado donde se ubica el cálculo. También es frecuente que se asocien otros síntomas como nauseas y estreñimiento, así como la aparición de sangre en la orina que denominamos hematuria.

Al ser el uréter un sistema tubular capaz de contraerse, empuja al cálculo hacia abajo con el objetivo de expulsarlo.  En el caso que sean de pequeño tamaño cercanos al milímetro pueden ser expulsados de forma espontánea en un tiempo que puede llegar a ser semanas. En este avance pueden dar síntomas más bajos como son las ganas de orinar, sensación de vaciamiento incompleto de la vejiga, dolor en los testículo o el pene.

En otros casos los cálculos se pueden encontrar flotando en las cavidades renales y no producir síntomas pero aunque no lo produzcan pueden crecer generando incluso daño renal.

¿Qué pruebas necesitan para diagnosticar el cálculo renal?

Las pruebas básicas que se realizamos para el diagnóstico del cálculo renal son:

  • Analítica de Sangre: nos sirve para ver la funcionalidad del riñón, el nivel de Calcio, Ácido Úrico y las posibilidades de tener infección.
  • Análisis de Orina: nos muestra la presenta de sangre y leucocitos en la orina.
  • Radiografía de Abdomen: es la prueba inicial y nos permite ver aproximadamente 1 de cada 2 litiasis. Esto se debe a que los cálculos de muy pequeño tamaño como son los de menos de 2 mm o aquellos compuestos por ácido úrico, xantina, indinavir y triamteren no son visible con este tipo de pruebas También son importantes otros factores como la superposición de aire del intestino o que la litiasis se encuentre delante del hueso, estos factores también dificultan la visualización.
  • Ecografía Abdominal: es útil en el caso en que los cálculos se encuentren alojados en el riñón ya que si están en el uréter son complicados de ver. La importancia de la ecografía es que nos ayuda a ver la repercusión que tiene esta sobre el riñón. Al obstruir la salida de la orina el riñón se llena de orina y se dilatan sus cavidades lo que nos permite tener una información importante acerca de la repercusión de la litiasis.
  • Urografía Intravenosa: es una técnica cada vez más en desuso dado el desarrollo de los TAC. Consiste en una serie de radiografías hechas al administrar contraste en distintas momentos para ver cómo se distribuye por la vía urinaria, las posibles obstrucciones, las litiasis no visibles y la funcionalidad del riñón.
  • UROTAC: es un tac de abdomen que se utiliza con contraste y es la PRUEBA MÁS SENSIBLE para la valoración de las litiasis. Con el contraste nos permite ver si el riñón esta funcionando correctamente o está obstruido así como la localización de la litiasis. Es una prueba fundamental previa a plantear un tratamiento.

¿Qué es un estudio metabólico?

El estudio metabólico es un estudio de orina y sangre en el cual valoramos los diferentes parámetros que influyen en la formación de litiasis. Los parámetros a valorar son: cálcio-fósforo, ácido urico, oxalato, citrato y magnesio, así como diferentes hormonas que actúan a nivel central. Para ello necesitamos la recolección de 24h de orina y una determinación de sangre en ayunas cuando se entrega la orina.

El estudio metabólico nos permite tener una evaluación de los distintos factores que intervienen en la formación de cálculos/litiasis y saber de qué forma podemos actuar sobre ellos para prevenir la formación de las mismas.

En un principio se inician modificaciones en la dieta y si no son suficientes, será necesaria una intervención farmacológica específica basada en los resultados del estudio metabólico.

¿Siempre hay que tratar los cálculos?

El tratamiento de la litiasis depende fundamentalmente de dos factores:

  • Tamaño: en el caso de cálculos de pequeño tamaño como pueden ser menores a 5 mm que no causen infección, ni síntomas; pueden ser expulsados de forma espontánea si el paciente consume una cantidad adecuada de agua que se encuentra en torno a los 2-3 litros de agua para posibilitar así que sea arrastrado, expulsado y posteriormente analizado.
  • Síntomas: en el caso de que el paciente presente síntomas como es el caso del cólico renal que se presenta como dolor repentino en el flanco al descender el cálculo y dilatar el riñón, se puede tratar con analgesia y reposo.

¿Cuáles son los casos en los que es aconsejable el tratamiento?

  • Cálculos que no descienden.
  • Cercanos a 10mm.
  • Obstruyen de forma completa el paso de la orina.
  • Hay deterioro de función renal.
  • Asintomáticos de gran tamaño o que crecen en las revisiones.

 

¿Cuáles son las distintas modalidades de Tratamiento?

Ir arriba
ICU-Málaga.com utiliza cookies propias para obtener información estadística. Al clicar en «Acepto» aceptas su uso.    Más información
Privacidad